Review – Days Gone

Days Gone
Revisión: PlayStation 4 Pro
Desarrollador: Bend Studio
Publisher: Sony Computer Entertainment
Lanzamiento: 26 de abril
Clasificación: Recomendado 18+

Como un título exclusivo de PlayStation 4, la desarrolladora Bend Studio nos propone un mundo en el que gran parte de la población ha fallecido por culpa de un virus el cual, a quienes no mató, los transformó en temibles criaturas llamadas Freakers. Los sobrevivientes buscan reconstruir sus vidas a como dé lugar, mientras el horror de la miseria y mezquindad del ser humano resulta ser incluso más terrible que la propia infección.

Bajo esta premisa, que quizás has vivido en otros videojuegos u otros contenidos de entretenimiento como series de televisión, películas y cómics, sus creadores recogen los mejores elementos de los títulos de mundo abierto e incorporan nuevas ideas que refrescan al género en este juego llamado Days Gone.

El protagonista de esta historia es Deacon St. John, un personaje que
desde el anuncio del título no logró conectar del todo con los jugadores. Quizás en sus últimos avances se buscó ahondar más en su vida y motivaciones para revertir aquello.

En Days Gone han pasado dos años desde que una infección mundial estalló, y durante el proceso Deacon perdió a su esposa Sarah mientras intentaba sacarla de la ciudad en el helicóptero de un grupo de militares; nuestro protagonista no sube al vehículo, que solo tenía espacio para dos personas, y se queda para proteger a su cuñado Boozer que está herido. Junto a él es que St. John ha sobrevivido durante todo este tiempo.

En el mapa donde se desarrolla Days Gone tenemos distintas agrupaciones: Por un lado están Los Campamentos, lugares organizados para la subsistencia, que son manejados de distinta forma por algún líder. Por otra parte estar Los Merodeadores, grupos de personas armadas que andan en busca de robar y matar a quien se cruce en su camino. También tenemos a Los Muertos, un culto a la muerte que cree en una razón superior por la cual el virus atacó al mundo y es más, buscan parecerse a los Freakers en su aspecto físico y no se enfrenta a ellos. Además, tenemos a Los Errantes, donde figuran Deacon y Boozer, que son una especie de mercenarios que realizan trabajos para los distintos campamentos a cambio de recompensas. Por último, adentrados en las primeras horas de juego, también conocerás a la Organización Nacional de Atención a Emergencias, conocidos como NERO un grupo militar que busca analizar y detener al virus.

Las distintas tramas en este videojuego van apareciendo a medida que vas ahondando en el mundo. Podrás revisar el avance de cada trama desde el menú principal, donde cada una de ellas aparece con un nivel de porcentaje que va subiendo a medida que las vamos completando. Esto a su vez desbloquea distintas recompensas.

Deacon junto a Boozer se presentan bastante cansados de todo lo que ha ocurrido en estos años, la pérdida de Sarah es algo que ha calado hondo en ambos, por lo que su objetivo principal es salir de donde están y viajar hacia el norte. Pero antes de eso, deberán prepararse para el viaje. A partir de esto se van generando distintos arcos argumentales que tienen relaciones con las situaciones en las que te enfrentaras.

Como lo mencionaba anteriormente, Days Gone toma muchos elementos
que hemos visto anteriormente en otros juegos de mundo abierto. Es inevitable frente a una misión el pensar que ciertas acciones son calcadas de otros títulos. Sin embargo sus desarrolladores le dan una vuelta a las misiones, ya sea por el contexto de este mundo o por un factor clave dentro del desarrollo de título que es la motocicleta.

Nuestro protagonista tiene un pasado complicado, además fue parte de un club de motoqueros llamado Los Mongrels. Esto es para entender la especial conexión que hay entre Deacon y su moto, la que será casi un compañero más de la aventura. La moto es fundamental para poder trasladarnos en el mapa sin ser asediados todo el tiempo por enemigos, pero como estamos frente a un juego de supervivencia, el combustible será vital para poder trasladarte y obviamente escaseará. Incluso cuando hagamos un viaje rápido, la gasolina por kilometraje se descontará de igual forma.

También, nuestra fiel moto permite el grabado rápido en el mapa. Es importante hacerlo constantemente ante el peligro. Además, el vehículo nos permite, luego de mejoras, el poder llevar más municiones.

Por lo anterior, es fundamental revisar si nos alcanza el combustible,
antes de ir a una misión. Si se agota a medio camino, será bastante difícil encontrar recipientes con recarga. Aunque otra opción es llegar a algún campamento donde podamos pagar para ser surtidos o podrás optar por regresar a la base de operaciones para abastecerte del vital suministro.

Un factor bastante interesante es que la motocicleta sufre de daño, ya sea por caer de sitios elevados, estrellarte con un árbol que no viste, atropellar Freakers, o por merodeadores que dejan trampas en las rutas para robar. La reparaciones se hacen con la chatarra que puedas recolectar desde autos abandonados, por distintos lugares del mapa, sobre todo los que parecen que alguna vez fueron habitados, o con la ayuda de mecánicos previo a un pago.

Los campamentos son parte del eje fundamental del desarrollo de nuestro día a día, ya que aparte de recibir encargos de ellos, serán los lugares donde podremos visitar a mecánicos y comerciantes. Además, podemos recibir créditos por parte de los encargados de cocina, por los distintos tipos carnes, hierbas, bayas, y setas entre otros que recolectes y entregues. También hay un lugar donde serás recompensado por las orejas que obtengas luego de eliminar a los distintos tipos de Freakers.

Cada vez que realizamos un trabajo para un campamento o conseguimos créditos, vas a ir aumentando el nivel de confianza con la gente del lugar, esto da acceso a nuevos ítems que puedes obtener de los mecánicos y comerciantes. Eso sí, atención que los créditos solo se pueden ocupar en el lugar donde se obtienen.

Los distintos campamentos ofrecen diferentes ventajas. Por ejemplo, en Copeland hay un mejor mecánico, mientras que en Hot Springs el comerciante tiene mejores armas. Incluso en algunas ocasiones Deacon deberá decidir a cuál campamento favorecer con la mercancía que obtiene de sus misiones.

Ahondando un poco más en las labores de los mecánicos, por una parte ellos te permitirán mejorar el rendimiento del motor, tubo de escape, depósito, tanque de gasolina, armazón, nitrógeno y neumático. Por otro lado, también podrás mejorar el aspecto del vehículo, donde podrás cambiar faro, ruedas y la punta del tubo de escape. Finalmente hay un apartado de pintura y calcomanías de personalización.

Si bien todo lo que arregles cuesta créditos, no todo está disponible de inmediato, y para obtener algunos artículos necesitas tener el nivel de confianza necesario.

Respecto al gameplay, están todas las mecánicas esperables de un juego de este tipo. Puedes usar armas cuerpo a cuerpo como cuchillos, bates de béisbol, tablas, etc. además de usar distintas armas a distancia que encuentres o compres. Si pagas por ellas quedarán guardadas en casilleros de suministro a los que puedes acceder en distintos lugares del mapa. En el repertorio del armamento encontrarás distintas ballestas, pistolas, metralletas, escopetas, rifles francotirador, etc., y cada una tiene diferentes estadísticas de uso.

La presentación de información en la pantalla, el HUD, nos enseña un minimapa donde podemos observar el peligro indicado con un color rojo y, según mejoremos nuestras habilidades de supervivencia, ver otros objetos de nuestro entorno. Además, de vez en cuando aparecerán unos signos de interrogación que funcionan como un aviso de que algún evento especial está ocurriendo y podemos decidir si ir o no. Estas situaciones son aleatorias y no siempre ocurren en un mismo lugar. También en pantalla veremos nuestra barra de energía y barra de resistencia, además de ver cuantos elementos de curación tienes, linterna, binoculares e incluso un medidor de cuánto ruido estás haciendo cuando te mueves. Al subir a la motocicleta también podrás ver la cantidad de gasolina que te queda.

En cuanto al inventario, puedes revisar el apartado Equipo donde ves armas y equipamiento como binoculares, piedras, linterna y cuchillo. Los Suministros contienen las vendas, botiquín, molotov, bombas caseras, distractores, etc. y también están los Materiales, donde se ve la cantidad de botellas, esterilizadores, latas, cajas de clavos y supresores de armas, entre otros, que llevas para crear suministros o mejorar un arma.

Además, directamente desde el menú, puedes ver las recetas de fabricación que vas desbloqueando a medida que avances en las distintas tramas. Como es habitual en los títulos de este género, mientras estás jugando puedes tener acceso rápido a las armas y recursos para su uso o fabricación.

Como personaje, Deacon irá mejorando sus habilidades correspondientes al combate cuerpo a cuerpo, combate a distancia y supervivencia. Cada ítem tiene distintas posibilidades a través de 5 niveles para escoger los que más se acomoden a tu forma de juego. Para esto necesitas tener puntos de habilidad que obtienes al aumentar la experiencia. Además, en algún momento de la historia descubrirás unas bases que fueron usadas por la organización NERO, donde en su interior hay unas inyecciones que potenciarán tu Salud, Resistencia o Concentración, según tú escojas.

En el mundo que nos presenta Days Gone todo es eventualmente un peligro, los Freakers y sus distintas clases como Swarmers, Screamers y Breakers entre otros, tienen distintas formas de ser abordados. A veces los encontrarás en solitario, grupos pequeños y hasta en hordas gigantescas.

Cuando son pocos los infectados a enfrentar, lo mejor es utilizar técnicas de sigilo para eliminarlos de forma más rápida. Sin embargo, hay momentos en los que esto será imposible, sobre todo cuando el ruido los atrae. Siempre debes estar bien armado, usar el ruido a tu favor, o tener muy claro dónde está la motocicleta por si tienes que escapar. Los Freakers cumplen muy bien en ejercer una presión en el jugador y mantener tus sentidos alerta, sobre todo en las noches, que es cuando aparecen en mayor cantidad.

Aparte de los Freakers, también hay que prestar atención a la fauna que habita en los bosques de la ciudad de Oregon en Estados Unidos. Por ejemplo, hay animales que han sido infectados como los osos llamados Ragers y los lobos a quienes llaman Runners. Estos últimos son casi tan rápidos como una moto, y no dudarán en tirarte de ella para atacarte y de paso dañar el vehículo.

Por si los Freakers, la fauna infectada, los muertos y merodeadores no fueran suficientes, el clima también juega un papel especial en las misiones y su desarrollo, como también en la ambientación. La previa de una tormenta escuchando los truenos es de un realismo que transmite una sensación especial. La lluvia copada que dificulta la visión o el barro que queda tras el agua caída, dificultan tus acciones. Esos elementos bien logrados, entre muchos otros, aportan valor.

Atención especial a que los enemigos reaccionan en forma diferente según el día y la noche, por lo que si una misión te cuesta demasiado, podrás hacer avanzar el tiempo al dormir en un refugio.

Si bien Days Gone nos presenta a Deacon St. John en un proceso de resiliencia, tanto en su vida personal como en su diario vivir, cuesta enganchar en un inicio con sus acciones y decisiones que parecen contradecirse. Ante una falta de “carisma” y no ser un héroe, como otros protagonistas en el mundo de los videojuegos, hace pensar incluso si esto fue, en alguna medida, intencional de parte de sus desarrolladores, ya que Deacon podría ser cualquiera de nosotros, un ser humano que solo buscar sobrevivir y vivir un día a la vez. Esto es una apreciación súper personal y no parece que sea algo bueno, ya que un producto de este tipo, con importantes referentes, sea presentado a libre interpretación es sumamente arriesgado.

Quizás han escuchado más de una vez, desde el anuncio de Days Gone, que este parece un título genérico, y si bien hay muchos elementos de otros juegos similares en sus mecánicas y en los tipos de misión, la aventura de Deacon logra poco a poco interesar a quien tiene el control y develar esa profundidad que tanto han tenido que salir a explicar sus desarrolladores en este último mes con avances de desarrollo.

Esto ocurrió porque las primeras impresiones son siempre importantes, y Bend Studio tomó un camino muy ostentoso al resaltar en un inicio la gran cantidad de Freakers que podían tener en pantalla, cuando ese es en verdad solo un elemento entre muchos, que logran hacer brillar mucho más al juego.

Gráficamente, está a la altura de la generación y sus distintos parajes lucen increíbles en muchos momentos.

Days Gone estará disponible de manera exclusiva en la consola PlayStation 4 desde el 26 de abril.